31 de desembre de 2009

NAVIDAD: PAZ Y BUENA VOLUNTAD

Dicen que hace poco más de dos mil años, en la primera noche de Navidad, unos mensajeros celestiales, cantaban gloria a Dios y deseaban la Paz a los hombres de buena voluntad.
No sé si fue cierto, o fue un deseo del evangelista que no encontró mejores metáforas para referir un acontecimiento de supondría un importante cambio en la historia de la humanidad. Pero estas frases forman, todavía hoy, parte de nuestro imaginario.
Me gustaría en esta Navidad volver a escuchar estos cánticos y estos deseos.
Necesitamos un cambio en la orientación que hemos dado a nuestro mundo.
Nos hace falta una esperanza.
Y, tal vez, la frase de aquella primera noche de Navidad deba tener hoy un sentido actual.

GLORIA A DIOS Y PAZ A LOS HOMBRS DE BUENA VOLUNTAD

No deja de ser tajante la simplicidad del mensaje navideño. En unos momentos en que nos gusta tenerlo todo tan estructurado, los mensajeros celestiales no hacen un enunciado de obligaciones y preceptos por conseguir la ansiada paz. Basta con tener esta buena voluntad.

GLORIA A DIOS Y PAZ A LOS HOMBRS DE BUENA VOLUNTAD



Autor: Josep Cornellà i Valls
Publicado en Eclesalia.net.
Luis Asin
Equip DPJ